EL dinero y las monedas del capitalismo son la principal motivación detrás de la mayoría de  trabajos e instituciones, rentamos la moneda a precios altísimos a empresas bancarias y usureras.

Ante este dominación física, mental, social y subjetiva podemos resignificar las imágenes y dinámicas desde el cotidiano, mediante otros tipos de comunicación,  organización, producción y consumo.

​​

El Ejido Interior es un llamado a la transformación de la subjetividad, a la reflexión sobre el valor, a la resignificación de las imágenes de la realidad que componen los imaginarios, a fomentar la producción, el consumo  y la confianza desde el cotidiano.